Triple Corona León

LOS PEQUEÑOS CONSEJOS PARA MEJORAR PDF Imprimir Correo electrónico
ADOPTAR UN SISTEMA
 
Cada vez que suena el teléfono de mi consulta es para escuchar historias notables. Cada año recibo consultas de aficionados desesperados que a las pocas sueltas de empezar las competiciones se ven obligados a dejar de participar en ellas y para ellos y sus palomas representa el final de la temporada. Simplemente las palomas no les funcionan.
 
Con todo este panorama se van al traste todas las ilusiones y esperanzas puestas durante la pretemporada. Solo los mas constantes tienen la paciencia y resignación de esperar otro año.
 
La semana pasada alguien me llamó y me contó que quería cambiar el programa de la alimentación y me pidió consejo para que le asesorara de cual era el mejor programa para sus palomas. Yo asombrado le pedí que me dijese cual era la razón por la que había decidido efectuar un cambio tan drástico. ¿A quién se le ocurre cambiar de dieta en plena temporada de competiciones.? Debe ser por un motivo muy especial o muy extremo. Después de exponerme sus razones no tuve mas remedio que comprender su
decisión. En la visita personal que le efectué observé que el palomar estaba lo suficientemente ventilado, no existía superpoblación y las palomas gozaban de una salud, aparentemente, envidiable. Alimentaba con una mezcla estándar para toda la semana, 30% de legumbres, 25% de maíz, 20% de trigo, 12% de sorgo y 6% de cebada. Es la mezcla típica del noventa por cien de las mezclas comerciales. Por características de la mezcla hay que observar que estas palomas comían legumbres todos los días excepto el fin de semana que al regreso de las sueltas les daba una dieta depurativa. Descubrí que sus palomas tenían los músculos pectorales de color azul. Por lo tanto el abastecimiento de oxígeno de estos músculos no era suficiente Y este constituye el problema de muchos palomares.
 
Las palomas solo pueden asimilar aproximadamente del 25% al 30% de las legumbres que contiene una dieta. Mas no, porque entonces su organismo acumula toxinas en la sangre y lo único que se consiguen son palomas pesadas y gordas.
 
Una paloma con esta dieta necesita 14 días por lo menos para eliminar estas toxinas.
 
Semana a semana las palomas son encestadas de nuevo y esto no es suficiente tiempo.
 
Esta es la circunstancia que provoca que cuando se llevan de 4 a 6 sueltas del campeonato empiezan a fallar o a perderse incomprensiblemente. Y es debido a que el exceso de toxinas que cada semana se van acumulando mas y mas en su sistema sanguíneo van impidiendo el abastecimiento de oxígeno en los músculos. Desafortunadamente cuando suceden estos casos el aficionado hecha mano del tarro de las medicinas con todas sus consecuencias.
 
El objetivo de la alimentación en el período deportivo tiene como fin regenerar la energía consumida y en casos por dificultad de la suelta recuperar la masa musculosa perdida para que al final de la semana esté disponible para poder volver a competir. Es un símil como el acelerador de un automóvil. Se debe apretar cuando hace falta gas y desacelerar en el momento conveniente. Si siempre apretamos lo mismo el coche en las subidas se puede ahogar y en las pendientes acelerar. Si ponemos a la práctica el mismo sistema
en la alimentación de las palomas los resultados también son distintos a estos aficionados que tienen estos problemas. Alimentar al mismo ritmo toda la semana es una equivocación.
 
Si se alimenta con una dieta similar a la antes descrita, las reservas de la paloma están en su punto al segundo o tercer día. A partir de entonces la paloma pierde el apetito porque ya está “llena o saturada” y escoge las semillas de su preferencia. ¿ Que ocurre?.
 
Que la paloma está en el punto antes de hora. Y lo que interesa es que la forma la tome a finales de semana que es cuando va a competir. Esto además provoca que la paloma engorde y es cuando los resultados son nefastos.
 
Me sorprende muchísimo que cada año surjan estos mismos problemas Uno de los defectos mas graves que cometen involuntariamente muchos aficionados es la de llenar el comedero, cerrar el palomar y marcharse. Debe de controlarse todo y no dejar nada a su suerte. Es muy importante seguir la evolución del apetito durante la semana. Las palomas bien alimentadas y con salud, cuando reciben la ración de comida comen con apetito sin distinguir las semillas. Esto requiere un poco de mano dura pero sobre todo
una mezcla muy bien hecha. Y esto no es tan complicado como parece.. El aficionado por desconocimiento intenta ir a lo que el cree que es seguro. Existe mucho miedo a hacer cambios alimenticios para el período de competiciones. La inmensa mayoría de nosotros leemos artículos científicos con estas o con otras recomendaciones y cuando comienza la temporada parece que nos olvidamos de todo lo que hemos leído. En plena campaña el aficionado no tiene tiempo de asimilar las materias científicas. Está muy ocupados con sus palomas. Sin embargo no se toma conciencia de que todos estos estudios, datos y experiencias sirven, simplemente, para mejorar las próximas campañas
y es antes de empezar estas cuando se tiene que planificar estas prácticas ya que haciendo cambios deprisa y corriendo sobre la marcha es un desacierto.
 
Entrenar y alimentar bien las palomas para competir y tener éxito no es abrir las puertas de salida y llenar los comederos. Es mucho mas que esto. Es el trabajo de un entrenador responsable que consiste en saber PLANIFICAR y MODIFICAR un determinado método.
 
Al regreso de la carrera es importante recuperar energía pero también es muy importante que inmediatamente se intente relajar el organismo. Esto se consigue simplemente con una dieta ligera y rica en fibra. Los dos siguientes días se debe de completar la dieta rica en proteínas para rellenar los músculos y a partir de media semana alimentar con una dieta rica en energía de esta forma se acumula la necesaria para la próxima carrera.
 
Resumiendo que con esta misma mezcla que el aficionado empleaba durante toda la semana igual, con unos simples retoques era suficiente para evitar estos problemas.
 
En el día del regreso de la suelta añadiendo 50% de cebada
a la mezcla.
Los dos o tres día siguientes la mezcla completa.
Los días previos al enceste añadiendo el 40% a la mezcla de maíz.
Y la última comida solo maíz.
 
Siempre me refiero a carreras cortas o medias.
 

Map Visitantes

Estadisticas

SO : Linux t
PHP : 5.6.32
MySQL : 5.6.36-cll-lve
Hora : 21:12
En caché : Deshabilitado
GZIP : Habilitado
Usuarios registrados : 569
Contenido : 931
Enlaces : 17
Clics de vista de contenido : 875035